Videos y Poesía

Loading...

viernes, 3 de mayo de 2013

Día Internacional del Trabajad@r


El trabajo y el hombre
El cuento Los inválidos del escritor Baldomero Lillo, publicado en 1904, narra la explotación laboral del caballo Diamante, en los socavones carboníferos bajo el mar chileno en Lota. Un bello y dramático relato.

El hombre y el animal, faenan la riqueza de quienes son dueños de los yacimientos mineros del país, cuenta la citada obra literaria.

Bien sabemos hoy que después de extraer durante más de 150 años las riquezas hulleras en esa región sureña, hace casi 2 décadas las minas fueron cerradas. Nunca los trabajadores y sus familias de esas zonas supieron de alguna prosperidad.

Dice un canto coreado históricamente por millones de trabajadores en el mundo que el trabajo es fuente de la felicidad humana. En verdad así debiera ser.

Si vamos en un viaje al pretérito del hombre hallaremos que él mismo es producto, y creación del trabajo. Así lo dice Federico Engels, compañero de ideas del ilustre pensador Carlos Marx. Coincide Engels con el científico Darwin cuando este describe a aquellos antepasados nuestros, la raza de monos antropomorfos con especiales características que en miles de años fueron experimentando transformaciones de sus órganos, entre ellos la mano que llega a ser libre y plena de destreza y habilidad. En resumen la mano humana, es creadora de trabajo.

En los tiempos actuales del capitalismo avaro, el trabajo y el hombre que lo ejecuta como acción creadora del patrimonio material y cultural existente ha sufrido transformaciones. El signo principal es el irrespeto hacia el ser humano, el menoscabo de su condición como ser social. Una persona sin trabajo o mal retribuida por su faena es agredida en su dignidad (…)
Cada año y desde 1889 el Primero de Mayo los trabajadores del mundo recuerdan a quienes legaron con sus sacrificios y luchas en diversas ciudades de EE.UU. y principalmente en la entonces ciudad de Chicago en 1886, la demanda por el respeto a la jornada de 8 horas de labor, y a recibir el más justo trato salarial por su trabajo creador de riqueza. La historia de la sociedad humana es también la historia de las más horrendas masacres de millones de trabajadores. Todavía imperan en la actualidad en nuestro mundo social formas y tratos casi medievales de explotación de hombres, mujeres y niños.

Sólo cuando se transforme el actual modo de producción mediante la acción de los trabajadores organizados y portadores de una clara conciencia social de clase, se hará realidad aquel verso de la Internacional, que señala al trabajo como fuente de la felicidad humana. 

Carlos Poblete Avila
Profesor de Estado

Chile, abril 24 de 2013.

Ciclo de Lectura Poética: "El Camino de una Caricia"


Gracias a Fabiola Merino, organizadora y gestora de cada detalle sinestésico que acompañó los versos.